15 Consejos fundamentales para Emprendedores

El camino de los emprendedores es difícil, deben enfrentarse a muchos obstáculos y mantener una lucha interna en contra del desea de darse por vencidos. A continuación te presentamos una seria de quince consejos que te ayudaran a aclarar tu mente en este proceso de sacrificio pero enteramente gratificante al final, todo el esfuerzo valdrá la pena.

1- Cuidado con la caja, Monitorea tu Presupuesto. Debes estar atento al dinero que tienes disponible y no realices gastos excesivos en cosas que no sean estrictamente necesarias. El consumo excesivo es un peso muy grande para los proyectos.

2- Un Buen equipo es la Clave. Enfócate en encontrar a las personas adecuadas para formar parte de tu equipo, invierte en la búsqueda de personas que realmente crean en tu propuesta y que puedan comprometerse a sacarlo adelante. Es esencial que el equipo sea multidisciplinario y que las funciones de cada uno estén correctamente definidas.

3- Concéntrate en un producto Clave. Es fundamental que te concentres en un producto en concreto, ese del que obtendrás tus mayores ingresos. Apuesta por uno y no por varios ya que así podrás determinar los resultados de formas más claras y sin confusiones.

4- Aprender a Fallar, te acerca al éxito. Cometer errores no siempre es del todo malo, ya que te ayudan a ser consciente rápidamente de que tu idea no es la que mejor aceptación tendrá en el mercado lo que es fundamental para moverse con agilidad y flexibilidad en los negocios. Cuando una idea o enfoque no gusta y no genera interés en las personas no conviene remar contracorriente, hay que reaccionar rápido para encontrar la idea que si funcione.
5- Emprende contando con lo que tienes. Lo mejor es luchar por sacar nuestro proyecto antes de apoyarse en alguna institución de desarrollo para las Pymes. No puedes esperar que estas instituciones te convenzan de que crees una empresa rentable, antes es necesario lanzarse a ser emprendedor, arriesgar y luchar para sacar adelante tu proyecto.
6- Emprende en algo que te guste en verdad. Si te sientes identificado, conseguirás un producto muy bueno y que te hará un competidor duro en el mercado.

7- Trabaja Duro y con inteligencia. Debes trabajar muy duro para conseguir todos los retos que te propusiste antes de empezar tu proyecto, aun cuando tu empresa te esté dando los resultados que esperabas no te confíes.

8- Desarrolla tu creatividad. En el trabajo no solo debes hacer las cosas en forma de rutina, sino ser creativo e innovar para crear cosas nuevas o hacerlas de manera distinta.

9- No te encierres en una sola idea. No puedes quedarte anclado a tu idea inicial, debes innovar y mejorarla en cada momento. Busca maneras creativas de mejorar tu propuesta.

10- No decaigas. Nunca olvides qué te llevo a emprender, a conseguir tus sueños. Por tanto, siempre mantén una actitud positiva y no te rindas. Ante cualquier problema es normal caer pero no puedes quedarte abajo, debes levantarte.

11- Mantente actualizado. Es muy importante que te mantengas al día en el área de tu negocio, debes estar atento a las tendencias, cambios en la economía, posibles oportunidades que puedan surgir en el día, ect.

12- Fórmate. Nunca dejes de fórmate y aprender. Cada día busca maneras de aprender cosas nuevas, ya sea por medio de cursos, seminarios, talleres, libros, ect. Con o sin experiencia siempre puedes seguir aprendiendo.

13- No descuides tu Negocio. Cuida de tu negocio, como si fuera tu propio hijo: pasión, cariño y dedicación. Es verdad que no es un hijo, es algo que no puedes palpar, aunque sí sentir. Ese  sentimiento de dedicación posteriormente te llevará al orgullo si consigues grandes cosas: es similar a tener un hijo y que logre cosas importantes en la vida.
14- Arriésgate lo más posible. Iniciar una empresa puede ser el camino más arriesgado, pero también el que te puede traer mayores beneficios; por lo tanto, si crees en ello debes continuar hasta el final y evitar que tu estado de ánimo y tus ganas bajen. Eso sí, debes tomar riesgos inteligentes y calculados. Además, probablemente no tienes una familia a la cual mantener así que no tienes mucho que perder.

15- Empieza en pequeño, pero proyéctate en grande. Empieza con pequeños proyectos, pero siempre proyectándote ser grande. Empieza con pequeños negocios, domina bien todo lo que hagas, y luego, poco a poco, empieza a crecer. Por ejemplo, empieza ofreciendo un solo producto o atendiendo a un solo tipo de consumidor, vuélvete experto en ello, y luego, a medida que el negocio vaya creciendo, ofrece una mayor variedad de productos, o empieza a buscas nuevos mercados.

Share:
Facebooktwitterlinkedin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *